Sobre Bahía

Bahía de la Concha es la historia de una vocación.

Su fundador, Iñaki Pascual, nos sorprendió desde pequeño  por su afición a pescar.  Destacaba siempre por su paciencia y por un mágico sexto sentido para "leer el agua" y pescar siempre más que los demás.

No sólo era un interés de predador sino que iba más allá. Le apasionaban los animales, y sobre todo, los peces.

Tocaba entonces hacer unas prácticas y con un poco de fortuna, las encontró en Colombia,  en una piscifactoría de langostinos del Pacífico. Una vez terminadas, animó a su padre, emprendedor donde los haya, a arrancar un proyecto de elaboración de conservas y  semiconservas de pescado y marisco. Con una idea central obsesiva, calidad, calidad y calidad. Y poco a poco, desde entonces ha ido creando un gran equipo de personas responsables en el que trabajamos seriamente, codo con codo, para mejorar nuestras formas de hacer.

Ya estudiante, tuvo claro que sería veterinario y con esfuerzo terminó la carrera con un precioso proyecto final de "cría de poecílidos"; por supuesto peces, esta vez, ornamentales. Llenó la casa paterna de acuarios y estudió su ciclo reproductor, las condiciones de engorde y su rentabilidad como negocio. Ya apuntaba como empresario.

 

Nos hemos dejado llevar por su entusiasmo buscando mejores materias primas sostenibles, nuevos presentaciones y nuevos procesos más respetuosos con los sabores y texturas de los productos del mar. Así, aunando tradición, un excelente grupo humano, respeto por el producto y unas instalaciones modernas, conseguimos mejorar los productos de siempre.

Como se puede ver en esta web, estamos orgullosos de nuestra tierra y de lo que aquí significa cocinar y comer. Les animamos a que descubran o incrementen su pasión por el mar, por la historia y por las gentes que hacen posible que disfrutemos del placer de alimentarnos bien con los frutos del mar.